jueves, 20 de agosto de 2009

Ignorancia


Todo lo difícil
estalla en mis ojos.
Las cosas que otros conocen
reclaman mi presencia.
Gastan la insolencia
limpia de los manzanos.
Comer insaciablemente,
cuando el hambre
se domina con palabras.
Saber no es consumir.
Contra el hastío
de lo que no tiene límites,
galaxias, corazones,
esquemas de ganancias,
clasificaciones animales,
cartografías, curvas de densidad,
técnicas de pintura al óleo,
puzles del mundo,
cosechas de artimañas.
No tengo tiempo.
Fuera el agravio de lo desconocido.
En mis colores
tengo brújulas
sonoras.
En mis dedos
llevo mapas
cálidos.
Si me confundo con ellos,
tanto como la tinta se diluye en agua,
si no sé distinguir un alfiler
de una aguja,
podría encontrar tus ojos
en lo hondo del mar, a oscuras.
Casi puedo convivir,
así,
con toda mi ignorancia.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.