miércoles, 18 de marzo de 2009

El lobo (reseña)


“El lobo”
Joseph Smith
Mondadori

Resulta muy tentador sentarse en el punto de vista del otro –bicho, alienígena o outsider- y narrarlo. Lo difícil es no dotar a ese “otro” de las mismas deficiencias estructurales que, como seres limitados, arrastramos, o pegarle nuestras opiniones sobre todo. Smith, un debutante que vendió como bollos calientes su primera novela en la Feria de Frankfurt hace dos años, lo hace pasar bastante bien poniéndose en la piel del lobo, protagonista y narrador de su libro, evitando con elegancia la sensiblería y los lugares comunes que vestirían al lobo de Oso Yogui o cualquier aberración disneylandesca. Su lobo vive en una lucha fiera por alimentarse y sobrevivir al invierno, y la narración es su propio trayecto a través del hambre, explicando sus motivos de predador con una prosa caliente y –a ratos- cargada de sentencias de aliento filosófico, aunque no tendencioso. Si aceptas el contrato de que un lobo se manifieste en un lenguaje humano, éste sería uno muy plausible para esta fábula, que hace virguerías con tal de no caer en el antropomorfismo, bordando la primera persona “alien”. El complicado equilibrio entre narración y descripción normalmente consigue llevarnos adelante sin apuros, a pesar de lo difícil de enganchar en una situación sin referentes conocidos. Una lectura que exige concentración e imaginación aunque, a pesar de lo sintético de la peripecia, se hace tediosa cuando los acontecimientos se dilatan exasperantemente en la mente del animal y las resoluciones escasean.

//Reseña publicada en Go Magazine marzo 2009//

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.