jueves, 8 de abril de 2010

El barrio está que arde


Dicen ellos "Llevamos tiempo tejiendo redes que queremos compartir con los lectores de periodismohumano". Decimos nosotras "¿Quieres hacer el favor…? llegará un poquito más lejos". Dice Steven Johnson en Sistemas emergentes: "Los vecinos se enteran de lo que les sucede a otros vecinos porque se cruzan con ellos, y pasan por delante de los comercios y viviendas de otros mientras caminan por la acera".

Ése es un libro que tiene diez años pero resulta hoy estimulante en muchos sentidos y que, entre otras cosas, me reafirmó en una idea que me viene acosando desde hace tiempo: en las redes están los nuevos barrios. Apenas sé nada de mi vecina de al lado (salvo que cuando sale del ascensor deja tufo de colonia podrida), pero sé bastantes cosas de mis vecinos de twitter y facebook (es más: hay múltiples maneras de seleccionar a los "amigos", y mi único filtro en las redes es poder compartir intereses; no me interesa tu estado civil; no me interesan las fotos de la playa). He aprendido pocas cosas de mis estancias (a veces bastante histéricas) en las redes sociales, pero una de ellas es que, si algún sentido tienen es el de compartir historias.

Cuando empezamos el programa de radio, al principio nos limitamos a utilizar la vecindad para llenarlo de contenidos. El primero de todos estuvo hecho con participaciones de amigos, que nos contaron sus lecturas veraniegas. Después vino trabajar con aquellos autores y libros de los que nos sentíamos más cercanas (obviamente, leyendo mucho, a contrapelo muchas veces, y extendiendo nuestra red de amor) y ya han pasado varias decenas de amigos por los micros de Radio Carcoma: podemos decir que algunos engañados con tretas muy poco éticas.

A veces no contamos con amigos/vecinos, pero viene Elizabeth Smart a llorar sus pasiones desde la tumba. Otras se nos caen los invitados cuatro horas antes y nos traemos a un clérigo del siglo XVII.

Y comentamos y pedimos participación en nuestro barrio, que es la pequeña comunidad de seguidores de #quiereshacerelfavor (entra a twitter y, en directo, los lunes de 21 a 22 h. serás escuchado). (Lo intento, por mi parte, en facebook, pero tiene otras reglas y la participación no es la misma).

Es un programa en una radio libre. Y sabíamos que no habría retribuciones, más que la satisfacción personal de estar difundiendo la literatura que leemos con pasión. Ahora, sin embargo, tenemos una inesperada recompensa: la de que un medio nuevo (no sólo nuevo, distinto, crítico, enfocado en los derechos y lo social, único) se haya fijado en nosotros y nos deje redistribuir nuestro podcast en su sección Culturas. Allí estará cada jueves.

Nos sentimos muy honradas de aportar un granito de arena a Periodismohumano. Pero es mucho más lo que ellos nos aportan a nosotros: un público al que no llegaríamos de otra forma. Hacer nuestro barrio un poco más grande.

Es lo que hacen los vecinos, ¿no?: prestarse un dedo, un antebrazo, medio cuerpo, y el tiempo, sobre todo el tiempo. Pero ya no viven aquí al lado. La pasión, la filia, la comunidad en intereses, el amor por los mismos temas o la visión del mundo (de nuestra profesión, en este caso) es lo que nos une. El barrio se ha vuelto crítico, transversal y participativo. El barrio está que arde.

3 comentarios:

Don't Disturb Magazine dijo...

Reina, enhorabuena! Os lo merecéis, hacéis calidad y eso se nota y, finalmente, se recompensa.

Carolink dijo...

Gracias, nena! Nos parece demasiado para nuestro sub-producto cultureta, así que tenemos que hacerlo mejor cada día.

Julio dijo...

Los proyectos comienzan de una forma, se desarrollan de otra -porque se van metamorfoseando- y luego van siendo lo que son. Mucha suerte con la andadura y éxitos. Y por más que sea sub-producto, todo en esta vida es sub-algo, y no por eso hay que autoexigirse menos calidad: al contrario. ¡Un saludo de Canarias! ^_^

Se ha producido un error en este gadget.