viernes, 26 de octubre de 2007

Las mañanas

Hay mañanas que no. Hay mañanas en que necesitas conjurar las ganas. Hay mañanas en que resuena la casa como si la hubiesen vaciado del aliento. Hay mañanas en que el frío se instala entre los pliegues del pensamiento. Hay mañanas en que no sirve ninguna estratagema para escapar al tedio.

Pruebas con la música. Pruebas con el silencio. Pruebas con la cama. Pruebas con tareas simples. Pruebas con medicinas. Pruebas con el remedo de la pasión. Pruebas con el café a litros. Pruebas con hacer manualidades. Pruebas con la limpieza y el orden. Pruebas con cambiarte de ropa. Pruebas con las zapatillas cómodas. Pruebas con un cigarrillo. Pruebas sin el cigarrillo. Pruebas a no pensar. Pruebas con el amargor de la saliva y con alimentos caducados.

El tedio siempre puede más.

4 comentarios:

i dijo...

add to favirotes.

Carolink dijo...

All yours

María dijo...

El tedio no es un buen compañero de fiestas, no.
Me encantan tus textos y tus fotos.

Carolink dijo...

Cuánto ruido en este sitio habitualmente silencioso! Gracias por tu comentario, María, anytime!

Se ha producido un error en este gadget.