lunes, 2 de abril de 2007

Curriculum improvisado

La petite polémique que me recomendaba Pablo en el blog Fuck Me I'm Twee ha motivado el siguiente comentario. Como el tema ser-mujer-trabajar-crear es un campo minado y las ampollas se levantan solas, de momento, me sirve para presentarme:

Mi (nada) humilde testimonio. Llevo en esto (programas de radio, revistas musicales, fanzines, blogs, entrevistas, cubrir conciertos, fotografiar músicos, y no cobrar na más que las gracias) desde que tenía dieciséis años (hace otros dieciséis, por cierto). Nunca, nunca, nunca, he sentido que se me "contratara" por ser mujer, o se me dejara de contratar por esa razón. Al igual que mi hermana que tenía un grupo de indiepop, como tú lo llamas. Quisimos hacer e hicimos. No creo que haya luchado más que... por ejemplo... (ponga usted aquí el nombre de su crítico musical favorito), para publicar en revistas. Afortunadamente. Nadie nos puso un pie en la nuca para guardarnos nuestra opinión. Algunos nos verían como bichos raros, pero tuvieron la decencia de no comunicárnoslo. Eso sí, paciencia, la de una santa, porque querer hacer crítica musical es renunciar a que te paguen por ello: ya tienes el disco promocional y date con un canto en los dientes. Por cierto: la primera revista que me abrió su redacción fue la mentada Ruta 66. Moraleja: dejemos de quejarnos y hagamos.

3 comentarios:

Pablo dijo...

Polémica, polémica!!

Carolink dijo...

¡discutir no conduce a nada! (pegar hostias... tampoco)

Pablo dijo...

Pero, ¿y lo bien que lo pasemos? (Lo segundo, por ejemplo, viendo esa barbarie gore-homoerótica de "Trescién").

Se ha producido un error en este gadget.